100 razones para vivir

100 razones para vivir
¡Compártelo con el Mundo!

Hace poco me propuse hacer una lista de 100 razones por las que valorar la vida. A priori pensé que me tomaría bastante tiempo crearla, pero la realidad con la que me he encontrado es que no ha sido para tanto. Una vez que puse la mente en modo “voy a ver lo positivo de la vida” la cosa empezó a fluir.

Mientras lo hacía me he dado cuenta de una cosa. Y es que la mayor parte del tiempo estas 100 razones se me olvidan, no las tengo presentes durante mi día a día. Solo en momentos puntuales de gran lucidez caigo en la cuenta de que la vida es maravillosa. El resto del tiempo vivo en piloto automático. Debido a esto, por desgracia, esas maravillas se me escapan. Y esto me ha llevado a otra reflexión: Que no aprecie esas razones no quiere decir que no estén ahí… Como dice Sergio Fernández en uno de sus artículosEl hecho es que sé que la vida es una gran experiencia. Y, si en algún momento no lo veo de esta manera, eso sólo porque necesito cambiar mi percepción.”.

Crear esta lista ha sido muy enriquecedor. De hecho, invito a todo el que lea esto a que cree su lista de 100 razones por las que mola estar vivo. Sin embargo, si lo haces, te pido que evites escribir cosas como “ver un atardecer” o “sentir que estas vivo”, porque básicamente son frases hechas que no evocan ningún tipo de sentimiento. Ya que lo haces, hazlo bien y ve un paso más allá.  No te quedes en la superficie, profundiza en la experiencia. En mi caso particular, he intentado, en la medida de lo posible, evitar enunciar las razones en términos generales. He hecho el esfuerzo de pensar en situaciones concretas del día a día. Me refiero a algo que pudo pasar ayer, que puede estar ocurriendo hoy mismo o que puede acontecer mañana.

Por último, me gustaría señalar que esta relación de motivos por los que valorar la vida no es un ranking, si no un lista. La primera razón no es la más importante. La última tampoco es la menos. Si alguna de estas 100 razones te falta o no puedes experimentarla, tienes otras 99 por las que, para mí, vivir merece la pena.

Espero que te guste. Esta hecho con el Corazón.

100 razones por las que valorar la vida

1. Despertar con la ilusión de que ese mismo día vas a cumplir un sueño que tienes desde hace años.
2. Cargarte de energía al ver la luz matutina que entra por la ventana y que alimenta a una de tus plantas.
3. Recibir la llamada de un amigo con el que hace tiempo que no hablas.
4. Probar un plato que contiene sabores que nunca has experimentado.
5. Viajar un lugar desconocido y que sus paisajes te estremezcan.
6. La sensación que experimentas al llegar a ese lugar en el que te sientes tan bien y al que vas mucho menos de lo que te gustaría.
7. Ese momento en el que te das cuenta de que estás siendo tú mismo.
8. Cuando lees un libro y te sientes totalmente identificado con el personaje.
9. Que una canción cambie tu estado de ánimo.
10. Que de repente te veas obligado a cambiar temporalmente tu ciudad de residencia,  que la nueva urbe te vaya enamorando poco a poco y que reconozcas la mano del destino en todo ello.
11. Conocer a alguien excepcional y sentirte afortunado por ello.
12. Mirar a tu amigo a los ojos y sentir que cómo mola estar viviendo esa experiencia en ese momento con esa persona.
13. Hacer feliz a alguien con un simple gesto.
14. Saciar la sensación de hambre.
15. Recibir las gracias por algo que has hecho de corazón.
16. Una cena romántica.
17. Visualizar el futuro con optimismo.
18. Experimentar alegría, ira, tristeza, sorpresa, rabia, felicidad y amor, todo eso en un mismo día.
19. Montar en avión y sentir ese cosquilleo en el estómago cuando el avión está despegando, miras por la ventana y eres consciente de que estás a centenares del metro sobre el suelo.
20. Mojar tus pies en la playa por primera vez en el verano, después de un duro año de trabajo.
21. Poder aprender del pasado para mejorar.
22. El simple hecho de pensar que, en algún lugar, tu alma gemela está pensando en ti sin saber exactamente quién eres.
23. La sensación que tienes cuando te estás arreglando porque has quedado con tus amigos más tarde para hacer un planazo.
24. Disfrutar haciendo algo que te apasiona.
25. La sensación que tienes cuando eres consciente de que te has curado de una enfermedad y vuelves a sentirte con fuerzas.
26. Superarte a ti mismo/a.
27. Empezar de cero, reinventarte.
28. Saber que, cuando quieras, puedes pensar que el destino pondrá todo en su sitio.
29. Mirar un atardecer y, mientras lo haces, sentir que la vida es maravillosa y que todo va a salir bien.
30. Vivir un encuentro casual que cambia positivamente el curso de tu vida.
31. Cuando lees una historia o ves una película y te gustaría vivir lo mismo que el personaje protagonista.

El Aspirante a Mago de Bobby Diaz

32. Ser consciente de que después del invierno viene la primavera.
33. Pillar a tu madre mirándote con los ojos llenos de amor.
34. Encontrarte por la calle con un amigo después de muchos años sin verle.
35. Pasear por el campo en los inicios de la primavera y ver una flor en todo su esplendor mientras sientes el calorcito del sol y escuchas un pájaro cantando.
36. Sentir que la persona con la que convives es la mejor de todas las personas del mundo, que no podías haber escogido mejor.
37. Crear algo que te hayas inventado tú y sólo tú.
38. Ver el rostro de tu padre lleno de orgullo por algo que has hecho y que para ti no tiene ninguna importancia.
39. La posibilidad de cambiar tu forma de pensar para ver la vida de otra forma.
40. Acariciar la manita de un bebé y que éste agarre tu mano.
41. Acompañar a un amigo en un momento duro.
42. Hacerlo también en uno de los mejores momentos de su vida.
43. Sentir una emoción y ser consciente de que la estás sintiendo y de que eso es maravilloso.
44. Ver brillar los ojos de los que más quieres.
45. Darte cuenta de que vives en un planeta gigante que esta flotando en un universo infinito.
46. Aprender algo que siempre se te ha resistido.
47. La posibilidad de cumplir un sueño.
48. Sentir agradecimiento por un regalo que te ha hecho la vida y que llevabas mucho tiempo esperando.
49. Darte cuenta de que estás pensando algo que te perjudica y, en ese momento, decidir que no vas a pensarlo más.
50. La sensación que tienes tras conseguir algo gracias a la perseverancia.
51. Jugar y no querer parar de hacerlo porque te estás divirtiendo un montón.
52. La posibilidad de mejorar el mundo, aunque sea un poquito.
53. Hacer reír a alguien que está con el ánimo bajo.
54. La posibilidad de dejar un legado a los que vienen detrás de ti.
55. Enseñar algo que sabes a alguien para quien ese conocimiento será útil.
56. Esos momentos en los que lo ves todo negro, porque son los precursores de un gran avance.
57. Dar un beso por primera vez a alguien que te gusta mucho.
58. Bailar sintiéndote tan libre que no te importa la ropa que llevas puesta.
59. Hacer el amor con el corazón lleno de pasión.
60. Darte cuenta de que el mejor camino posible es aquel en el que flulles con el Universo.
61. Ser derrotado, porque ahí hay una gran lección.
62. Darte cuenta de que antes de que nacieses el mundo seguía funcionando y de que cuando mueras, seguirá haciéndolo.
63. Sentir paz interior y darte cuenta de que ese estado depende de ti.
64. Saber que quizás mañana podrías no estar aquí y que por esa razón tienes que aprovechar el momento que estás viviendo.
65. Recordar algo maravilloso que pasó y disfrutar de ello nuevamente.
66. Y darte cuenta de que puedes volver a revivirlo siempre que quieras.
67. Y darte cuenta de que también puedes escoger no volver a pensar en ello nunca más.
68. Pasear por la Naturaleza y sentirte enormemente poderoso y, a la vez, insignificante ante semejante maravilla.
69. Comprender al otro.
70. La posibilidad de ser una influencia positiva para tu entorno.
71. Saber que tus actos pueden perdurar en el tiempo y que, de alguna forma, pueden afectar al Universo.
72. Mirar las estrellas y preguntarte qué puedes hacer tú para llegar hasta ellas.
73. La posibilidad de empezar de cero en cualquier momento y ser quien quieras ser.
74. Ser consciente de que, aunque sea difícil, puedes escoger tus pensamientos.
75. La sensación de relajación que tienes tras despertarte de la siesta.
76. La indecisión que experimentas antes de tomar una decisión importante.
77. Sentir que tu cuerpo se estremece cuando alguien te acaricia la piel.
78. Expresar un sentimiento y que éste sea comprendido.
79. Sentir que estás andando el camino de la vida acompañado.
80. Saber que siempre hay una forma mejor de vivir que está esperándote para mostrarte todas esas posibilidades que no has contemplado hasta ahora.
81. La posibilidad de emprender un viaje interior hacia ti mismo/a en cualquier momento.
82. Ver un paisaje abrumador y, tras observarlo un rato, desear fundirte con él.
83. Avanzar y ser consciente de que lo estás haciendo.
84. Remontar la corriente, aunque está sea tan fuerte que en algunos momentos sientas que te está arrastrando.
85. Todas las personas con las que vas a encontrarte a lo largo de tu vida.
86. Ver la vida en retrospectiva y sentir que estás donde estás y que eres quien eres gracias a cada uno de los pasos que diste.
87. Ese día en el que, tras mucho tiempo sintiendo que tus esfuerzos no estaban yendo a parar a ningún sitio, de repente, pasa algo que le da sentido a todo
88. Recibir un regalo.
89. Mostrarles a los más pequeños algunos truquitos para desenvolverse mejor en este mundo.
90. Seducir a alguien y ser consciente de que está cayendo en tus redes.
91. Decir “Te quiero” en esos momentos en los que sabes que el otro necesita escucharlo.
92. Ayudar a los de tu entorno a ser mejores personas.
93. Sentir un deseo de forma muy intensa y darte cuenta de que, aunque no sepas muy bien cómo, tienes que hacer todo lo posible por cumplirlo, pues en él está tu destino.
94. Conocer a alguien admirable y pensar “yo quiero parecerme a esta persona”.
95. Ganar. Y saber que lo has hecho por méritos propios.
96. Sentirte tan agradecido por la ayuda que alguien te ha prestado que casi casi te sientes indigno de ella.
97. Dar y sentir que la vida te devuelve lo que has dado pero multiplicado por dos.
98. Recibir el cariño incondicional de un grupo de personas. Esa sensación de aceptación es insuperable.
99. Que, de repente, un libro caiga en tus manos y contenga exactamente las palabras que necesitas escuchar.
100. Compartir este artículo y hacer sentir a otros lo mismo que tú has sentido al leerlo :-)

foto: Catrin Weltz Stein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!