Cada vez que mires el móvil escucha a tu corazón

mirar el movil
¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 1 minuto

El otro día leí que, de media, miramos nuestro teléfono móvil una vez cada 6 minutos. O sea, 10 veces por hora, 160 veces al día (suponiendo que duermas 8 horas). ¡Eso son muchas veces!

Si cada vez que mirásemos nuestro teléfono móvil tomásemos contacto con nuestro Interior, nuestra vida iría mejor. Imagina escuchar 160 veces al día lo que tienes que decirte a ti mismo, lo que sientes, lo que piensas, lo que dice tu Corazón. Tu relación contigo mismo iría mucho mejor. Cosa que no está mal del todo, teniendo en cuenta que la persona con la que más tiempo vas a pasar en esta vida eres tú mismo.

mirar el movil

El 90% de las veces que miramos el móvil, lo hacemos porque estamos buscamos sentir el bienestar que produce el recibir una nueva noticia. Una notificación de Facebook, una mención o un retweet en Twitter, un amigo que nos escribe por Whatsapp, o un correo electrónico con un nuevo pedido de un cliente. Al fin y al cabo, cada vez que miramos nuestro teléfono móvil buscamos sentirnos importantes. Pero creo que da mayor satisfacción sentir que eres tú mismo. Es lo que todos buscamos con cada cosa que hacemos. Nos sentiremos más importantes que al leer un nuevo email.

Mirar dentro de nosotros es clave para ser más felices. La única manera de obtener nuevos resultados es hacer las cosas de forma nueva. Y la única manera de hacer las cosas de forma nueva es pensar de una forma nueva. El único camino que conozco para poder pensar ahora mismo de una forma diferente es saber cómo estás pensando ahora. Y para eso hay que mirar dentro.

Yo te prometo que si, cada vez que mires el móvil, escuchas a tu Corazón, serás más feliz.  Pero no vale hacerlo 1 día o dos. Tienes que hacerlo todos los días de tu vida. Aunque, si quieres, para empezar, basta con una semana. ¿Serás capaz?

Durante el primer día limítate a contar las veces que consultas si has recibido alguna nueva notificación. No hace falta que mires dentro de ti. Si llegas al final del primer día y el segundo día te acuerdas de que estás con este “juego”, cada vez que te “caces” mirando al móvil, intenta establecer contacto con tu Interior, intenta escuchar a tu Corazón. ¿Y eso cómo se hace? Basta con que te digas “Hola”. Yo me diría “Hola Bobby, ¿cómo estás?“. El resto viene sólo.

Ya me cuentas qué tal.

8 comments

  1. Que interesante!!

    Curiosamente te escribo este comentario desde el movil, realmente estamos enganchados aunque pensemos que no, yo me incluyo.

    Voy a intentar hacer este ejercicio porque por lo menos miro el movil 200 veces al día xD.

    Un saludo!!

  2. Vale, y ahora te doy el feedback, si me lo permites, y si esas personas que viven absolutamente a merced del móvil lo que están haciendo es huir de si mismas? porque yo pienso que de eso en esta sociedad hay mucho. No queremos sumergirnos en nosotros mismos porque lo que hay bajo nuestra fachada no nos gusta, porque nos conformamos con la sociedad en la que vivimos dado que por supuesto no podemos hacer nada por mejorarla, porque hacemos oídos sordos a las tragedias que nos rodean, porque nos olvidamos de las víctimas del tsunami y de los que se mueren de hambre a unas puertas de nuestras casas… y podría seguir así todo el día, el móvil nos da la excusa perfecta para desconectar de este mundo y de lo que no nos gusta de él. Y te lo dice una persona a la que le encanta probar nuevas aplicaciones y juegos (aunque me aburro pronto). Yo pienso que tenemos que levantar la mirada y mirar la realidad que nos rodea y olvidarnos de leer las noticias en el móvil, es la única manera de mirar dentro de nosotros mismos.

    1. Buen apunte Alexandra. Lo has expresado perfectamente. El móvil es un punto de huida de nosotros mismos. Yo me doy cuenta que, cuando estoy en una situación que me hace sentir cosas que no me gustan, tiendo a mirar el móvil más de lo habitual. Un mecanismo de la mente para evitar que descubra por qué razón no me siento bien. Así mantiene viva esa idea perjudicial. Esas ideas perjudiciales, en sí mismas, son como seres vivos que se alimentan de la Energía negativa que se genera en nosotros. Si no les damos Energía negativa, se mueren. Como no son precisamente seres vivos santos, pues nos engañan desviando nuestra atención hacia algo aparentemente más interesante.

      Gracias!

  3. Genial el ejercicio “juego”, creo que si todos lo hiciéramos nuestro pequeño mundo sería un lugar mejor y dejaríamos de ver tanta gente poniéndole más cuidado al móvil que a la persona que tiene al lado (una escena cada vez más normal) :(

    1. Sin duda. El mundo sería mejor. Pero seamos menos ambiciosos y cambiemos el nuestro, que el otro ya cambiará a medida que vayamos cambiando poco a poco de forma individual. Gracias por el comentario Diana!

      1. Lo siento, yo es que realmente no puedo dejar de ser ambiciosa y de desear lo mejor para todos.

        Cada día hago mi mejor esfuerzo haciendo mis propios cambios, aunque no puedo prometer dejar de ambicionar o querer que los demás conozcan y tengan una mejor vida si los hicieran también.

        De momento va en contra de mi, por lo que seguiré soñando 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!