Cómo tu hogar puede ayudarte a cumplir tus sueños

habitación para músicos
¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 2,5 minutos

Nuestro hogar puede ser un lastre o un motor para cumplir nuestros sueños.

Todos decoramos nuestra casa con elementos que simplemente son bonitos, pero que, por norma general, están vacíos de significado para nosotros. Estanterías, armarios, cajones, muebles… repletos de cosas bonitas. A eso, en mi idioma, se le llama desaprovechar una oportunidad.

Hay una forma de hacer que nuestro hogar nos ayude a sentirnos cada día más cerca de nuestros sueños.

Nuestro subconsciente, constantemente, recibe estímulos del exterior. El 90% de ellos no los entendemos, pero tienen su efecto. Deberíamos de poder usar a nuestro favor ese 90% de estímulos que no entendemos. En la calle no es posible, pero en nuestro hogar sí, ya que podemos controlar casi todos los elementos que van a estimular nuestra mente.

El hogar es un lugar de sosiego. Es donde todos bajamos la guardia y nos sentimos protegidos. Es el lugar donde soñamos con la persona que queremos ser. Donde nos creemos de verdad si podemos conseguir nuestros sueños o no. Allí, de pequeños, le contábamos a nuestra mama y a nuestro papá lo que queríamos hacer y es allí donde nos ilusionábamos por conseguirlo.

Ese lugar encierra un tremendo potencial. Pero hemos de usarlo a nuestro favor, ya que si no, el motor empujará en otra dirección.

Cada objeto que haya en nuestra casa tiene que tener un sentido para nosotros. Tiene que recordarnos a nuestro sueño. De esta forma le estaremos dando a nuestro subconsciente la orden de que eso que deseamos conseguir forma parte de nuestra vida, puesto que está en nuestro hogar, dentro de nuestra fortaleza. Es un mensaje bien claro: Si te dejo entrar en mi casa es porque te acepto en mi vida.

Normalmente, en nuestra casa, no hay muchos elementos que nos recuerden a nuestros sueños. Quizás alguno, pero suelen estar metidos en un cajón o en un lugar muy íntimo de la casa. Y eso es una representación clara de que, a nivel de subconsciente, no lo estamos aceptando como posible. Metemos nuestro sueño en los cajones de la mente o los reservamos para ocasiones muy especiales. Ahí, bien guardadito, para que no se pierda.

Así no se cumplen los sueños. Un sueño se cumple poniéndolo en el centro de la casa. Tienes que verlo en todos los rincones de tu hogar, ya que entonces estará en todos los rincones de tu mente y, por tanto, estarás creando cosas relacionadas con ello constantemente.

Es claro que cambios por dentro implican cambios por fuera pero también funciona al revés. Cambios por fuera pueden inducir cambios dentro. Es dentro donde se cumplen los sueños. No fuera. Un sueño sólo puede cumplirse si aceptas que puede cumplirse. Si haces que tu entorno cambie para favorecer a tu sueño, estás asumiendo  que te quieres acercar a ello.

Hace poco tuve la oportunidad de ver el hogar de un pequeño músico que quería ser un gran músico. Su salón tenía un piano, unos altavoces gigantes, una guitarra, una televisión con equipo de audio impresionante, un sofá, una chimenea que le inspirase para componer y un cuadro con la foto de John Lennon. Ya está. Ni fotos de la abuela, ni figuritas compradas en la tienda de souvenirs del centro de Roma.

Esta persona está comprometida con su sueño y acepta que va a cumplirlo. Su hogar lo refleja.

Tenemos una verdadera oportunidad de tener un motor muy potente empujando a nuestro favor. No la desaprovechemos. El motor siempre va a estar empujando, pero si no hacemos el esfuerzo de hacer que empuje a nuestro favor, acabará empujando en otra dirección y, por consiguiente, nos moveremos en otra dirección.

Es difícil entender cómo funciona todo este proceso, pero te invito a que lo pruebes y a que, cuando obtengas los resultados, te preguntes cuál es el fundamento. Hay cosas que sólo pueden entenderse tras la práctica.

Si te interesa saber más sobre cómo crear un hogar que favorezca tus sueños, te invito a que te leas alguno de los libros de Maru Canales, experta en una técnica llamada Feng Shui.

habitación para músicos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!