Diferencias Entre Amor Verdadero y Apego

diferencias_entre_amor_verdadero_y_apego
¡Compártelo con el Mundo!

Dicen que el apego es una forma de Amor. Desde luego que lo es: se trata de una forma muy pobre de Amor.  Sería algo así como un vino de dos euros frente a una botella de Henry Javer Richebourg Grand Cru, el vino más caro del mundo.

Es difícil reconocer que no estamos Amando verdaderamente. Que, en realidad, estamos viviendo apegados al objeto de nuestro amor. Al fin y al cabo, nos hemos educado en el apego. Para la mayoría de nosotros es algo normal.

Apuesto a que alguna vez, antes de irte de viaje, te han dicho la frase “Échame mucho de menos”. Y, por supuesto, te has sentido más ancho que largo: eres indispensable para alguien. Pero en el fondo, lo que te han querido decir es: “prefiero que te quedes en casa llorando mi ausencia a que salgas a divertirte”. Sí. Hemos aprendido que eso es Amor. Y sí, lo es. Pero insisto, una forma muy pobre de Amor.

Cuando empezamos una relación de pareja estamos contentos, entusiasmados, ligeros, amables. Decimos que estamos enamorados. Un porcentaje bastante amplio de la población, afirma categóricamente que, a medida que pasan los años, ese enamoramiento se pierde. Dicen que el Amor desaparece. En sí misma, esa frase es una contradicción. El Amor no puede desaparecer. Decir eso sería como asumir que el hielo está caliente. Cuando hay Amor, es para siempre. Porque el Amor Verdadero no puede morir. Va en contra de su naturaleza. A lo mejor, lo que estas personas quieren expresar es que ese Amor se ve sepultado hasta las profundidades de su ser por diversas cosas que pasan. Eso es otra cosa. Ponemos velos sin darnos cuenta, descuidando pequeños detalles, y parece como si el Amor se esfumara. Se ha visto obligado a ceder su trono al apego y se ha retirado a hibernar, hasta que decidan despertarle.

Dos caras de una misma moneda: Amor Verdadero y apego

El Amor da vida, el apego la resta.

El Amor da alegría. El apego desemboca en infelicidad y, en algunos casos, en depresión.

El Amor surge y nunca lo hace de la misma manera. El apego busca revivir una y otra vez los momentos de Amor Verdadero, pero se le olvida que son irrepetibles.

El apego es dependiente. El Amor brilla en cualquier circunstancia.

El Amor Verdadero no teme a nada. Sabe que, pase lo que pase, siempre volverá a resplandecer. El apego vive en un constante temor: se inquieta cuando sales de casa por lo que pueda pasar.

El apego se alimenta de la rutina. La rutina mata al Amor Verdadero.

Con el apego no hay vida. Sin Vida no puede haber Amor Verdadero.

El Amor Verdadero construye. El apego impide el avance.

El apego te hace sentir denso. El Amor Verdadero te hace sentir ligero.

Si estás apegado, te quedas pegado y no puedes moverte. Si vives el Amor Verdadero tienes libertad de movimientos.

Con el Amor creces. Con el apego también lo haces, pero sólo en común.

Del apego derivan los celos. Del Amor Verdadero nace la confianza de que éste nunca desaparecerá.

El Amor atrae aquello que es afín y que potencia el desarrollo. El apego atrae lo que satisface las necesidades afectivas.

El Amor Verdadero tiene un lado severo que muestra las cosas con crudeza cuando es necesario. El apego calla por no ponerse en peligro.

El apego domina y somete. El Amor Verdadero comparte el poder.

El apego, en el fondo, es egoísta: busca satisfacer las necesidades mas profundas que uno mismo tiene. El Amor Verdadero estimula el movimiento por y para el otro.

Pero el Amor Verdadero no se olvida de sí mismo. Si sientes apego, temes ser tú, por si al otro no le gusta.

***

El apego es un veneno para el Amor Verdadero. Confunde a los seres humanos hasta el punto de hacerles creer que el verdadero Amor es el que tiene al apego como pilar.

El Amor es lo más importante de la vida. Si quieres que se manifieste, no antepongas nada a él, ni siquiera el apego.

 

Foto: Kuss. Kai Ziehl.
El Aspirante a Mago de Bobby Diaz

4 comments

  1. Este tema me encanta porque somos tan ingenuos a veces, que no sabemos diferenciar entre el amor verdadero y el apego. Para ello necesitamos trabajar tanto el conocernos a nosotros mismos y son tan pocos los que lo logran 😉 Hay un libro muy bueno de Walter Riso llamado: “¿Amar o depender? Se los recomiendo :)

    1. Muchas gracias por el dato Diana!!! Estaba buscando algo que me ayudara en este tema, y Walter Riso es un excelente autor! Lo buscaré enseguida

  2. Estuve apegado, creyendo que amaba a alguien, pero no fue amor, porque ambos sufríamos mucho. Fue una separación muy dolorosa, la depresión casi me mató literalmente. Aveces recuerdo los lindos momentos que pasamos juntos, pero ahora entiendo que no eran por amor, porque si no aún seguiríamos juntos. Fue apego, necedidad de compensar las carencias que teníamos cada uno de nosotros por el otro. Nunca fuimos dos naranjas rodando, sino que uníamos nuestras energías para absorbernos y nada más. Y de esa abosorción no salió nada bueno. Diferencias, diferencias y más diferencias. Hace poco nos juntamos y nos deseamos lo mejor, pero aún se sentía la tensión y obviamente que ya nunca nada será lo que fue al inicio, pero no evolucionó, sino que fue más de lo mismo. Nos estancamos esperando cambios que no estábamos dispuestos a hacer, más bien en mi caso al menos, ya no quería seguir, porque la magia inicial se fue esfumando, debido a esa absorción…Pero la quiero, pero comprendo que soy un emocional dependiente que lucha todos los días para quitarle afecto a su recuerdo. La extraño, y me alegra saber que fui parte de su vida, aunque ahora lo mejor es seguir nuestras vidas por separado deseándonos la mejor de las suertes. Fue amor al final después de todo.

  3. si el amor que siento por mi esposa Jacinta VALE Dos EURO Vale por que es Amor Eterno, el amor verdadero jamas muere, por que amo a la persona como Aloma inmortal, gracia a DIOS Y A LA VIRGEN GUARDIANA DE LA FE BENDICIONES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!