Ejercicio: Toma nota de la actividad de tu día

¡Compártelo con el Mundo!

El concepto de “zona de confort” cada día es más conocido. Y todos aquellos que lo conocen cada vez que lo escuchan dicen: “En realidad tengo que hacer algo por salir de mi zona de confort. Mañana empiezo”. Muy bien, buena intención… Pero generalmente se diluye a lo largo de los minutos siguientes.

No te preocupes, es normal. Son tus resistencias internas al cambio. Todos las tenemos. Ya sabes, “mal de muchos, consuelo de tontos”. Pero tengo una mala noticia para ti (o buena, según lo mires): La única manera de hacer que esa buena intención no se diluya es hacer al momento algo que no estés acostumbrado a hacer. Vencer esa resistencia. Darle un buen puñetazo a tu mente rígida y decirle quién manda de verdad.

Aquí te propongo un ejercicio para que venzas tus resistencias. Para que le digas a tu mente rígida que tú eres quien manda. Ya verás como las próximas veces tu mente se lo piensa 2 veces. Eso sí, ten claro que antes de llegar a eso te plantará cara de forma más intensa… Pero ante eso, más determinación para salir de la zona rígida.

Ahí vamos con el ejercicio:

Durante 2 días, apunta cuánto tiempo le dedicas a cada actividad de tu día. Tras los 2 días analiza los resultados y nos cuentas.

Necesitarás un papel o una libreta o cuaderno para apuntar los resultados. También valen aplicaciones para terminales móviles. Lo que te sea más cómodo.

Preferiblemente, realiza el ejercicio durante días de trabajo, aunque puedes hacerlo también en tus días libres

Te pongo un ejemplo de lo que podrían ser las anotaciones de un día cualquiera:

  • Cosas de la casa: 33 minutos
  • Ir al trabajo: 65 minutos
  • Cocinar: 42 minutos
  • Trabajo efectivo: 173 min
  • Tiempo en el trabajo haciendo cosas para que el jefe piense que hago algo: 240min
  • Comer: 58 minutos
  • Deporte: 30 minutos
  • Aficiones: 54 minutos
  • Tiempo con la familia: 110 minutos
  • Dormir: 460 minutos
  • Tiempo de descanso: 25 minutos
  • Meditación: 16 minutos.

etc.

Recuerda: Tu mente te dirá que esto es una tontería. En tu mano está creerla o plantarle cara. ¿Qué pierdes si lo haces y qué pierdes si no lo haces?

El objetivo de este ejercicio es doble:

  1. Que hagas algo que no estás acostumbrado a hacer para salir de tu zona de confort.
  2. Que tomes consciencia de cuánto tiempo le dedicas a lo que es importante para ti.

Puedes publicar aquí tus resultados :-)

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!