Ejercicio de crecimiento personal Número #11

escucha_tu_corazón
¡Compártelo con el Mundo!

Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo enganchados a nuestro teléfono móvil. Whatsapp, el correo, Facebook, Twitter, etc. Hay por ahí un estudio que dice que miramos el teléfono en torno a 150 veces al día. Son unas cuántas.

Muchas veces no nos queda más remedio que responder los mensajes, pero también hay muchas ocasiones en las que podemos ahorrarnos el chequear si hemos recibido algún mensaje o notificación.

Si cada vez que mirásemos el móvil mirásemos nuestros pensamientos o escuchásemos a nuestro Corazón, probablemente nuestra vida sería muy distinta.

Esta semana vamos a meternos con eso. Vamos a observar cuánto tiempo dedicamos cada día a nuestro usar teléfono móvil. Y ya después veremos si nos interesa seguir así.

EJERCICIO #11: TOMA NOTA DEL TIEMPO QUE DEDICAS A USAR TU TELÉFONO MÓVIL

Durante los próximos 7 días, toma nota de cuántos minutos dedicas cada día a usar tu teléfono móvil. Es decir, cada vez que mires a tu móvil apunta en un cuadernito o un papel cuánto tiempo has estado atento a él.

Por ejemplo, si te entra un whatsapp y estás chateando durante 3 minutos, apunta 3 minutos. Si entras a mirar si tienes alguna correo nuevo y estás 30 segundos, apunta 30 segundos.

Si piensas en mirar el móvil pero no lo haces porque no puedes, apunta durante cuánto tiempo has estado pensando en mirarlo. Si has mantenido la idea en la cabeza durante 30 minutos, apunta 30 minutos.

Si entras a ver si tienes alguna notificación nueva y has estado 15 segundos, apunta 15 segundos.

Es importante que lleves encima el papel o el cuaderno todo el tiempo. Así no se te pasará apuntar ni un minuto

Al final del día, suma todo el tiempo y apunta cuánto sale. ¿Qué porción del día has estado atento a tu móvil?

Al final del periodo de 7 días, suma el total del tiempo, apunta el resultado y recuádralo.

Mira atentamente a esa cifra. Déjala que te hable, que te susurre. Grábatela en la mente. Cuando hagas todo eso pregúntate: ¿Qué tipo de persona sería si dedicase esa cantidad de tiempo a crecer como persona?

De nada.

Un abrazo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    veces compartido

    ¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

    ¡Seguro que te resulta más cómodo!

    ¡Suscríbete a este blog!