Ejercicio de crecimiento personal Número #8

pasillo_pensar_cosas_nuevas
¡Compártelo con el Mundo!

En el artículo de esta semana hablaba de los efectos que tiene en nuestro mundo el hecho de crear pensamientos nuevos.

En el apartado práctico, durante los próximos 7 días vamos a trabajar (sólo si tu quieres) para modificar de forma real nuestro entorno. Y lo haremos desde nuestro interior. Vamos a comprobar cómo, a partir de la creación de pensamientos nuevos nuestro entorno varía. No estoy hablando de mirar las cosas desde otro prisma. No. Hablo de algo bastante más perdurable y mágico: una modificación real de tu mundo.

EJERCICIO #8

Durante los próximos 7 días, cada día elabora un pensamiento nuevo. Piensa en algo que nunca antes hayas pensado. El domingo que viene tienes que tener 7 pensamientos nuevos, uno por cada día.

Mantén esos pensamientos en tu cabeza durante algunos días y dales algunas vueltas. Incluso, si puedes, llévalo a cabo. Ya que si no perderán su efecto y el ejercicio servirá de poco o de nada

¿Cómo puedo pensar en algo que nunca antes haya pensado? Empieza a tener en cuenta nuevas posibilidades que nunca antes hayas contemplado. No hablo de cosas probables. Hablo de cosas posibles.

Posible es, por ejemplo, que esta tarde se forme un tornado en la puerta de tu casa, que el vecino decida regalarte su televisión porque se ha comprado una nueva o que decidas ponerte a correr una maratón.

Probable es, por ejemplo, que hoy estés toda la tarde tumbado en el sofá vegetando. Probable es que vayas a dar un paseo. Probable es que organices la semana que empieza.

Posible quiere decir que puede ocurrir pero no necesariamente va a pasar. Probable es aquello que es posible y que, además, tiene muchas probabilidades de ocurrir. Lo posible abarca un espectro muchísimo más amplio de cosas.

Para elaborar esos pensamientos nuevos, te puede ayudar considerar todas las cosas posibles. Lo probable ya lo tienes muy trillado. De ahí es difícil que saques un pensamiento nuevo.

Recuerda 7 pensamientos nuevos, uno por día.

Parece difícil pero no lo es tanto. Elaborar un pensamiento nuevo es tan sencillo como pensar en una nueva posibilidad.

He pensado en dejarte una lista de ejemplos de nuevos pensamientos, pero creo que te condicionaría. Así que no lo voy a hacer. Quiero que quede lo suficientemente abierto como para que hagas lo que tú creas más oportuno. De esta forma, el ejercicio estará bien hecho hagas lo que hagas.

Por último, mantente atento a tu mundo. Más tarde o más temprano te mostrará algo que nunca antes te ha mostrado. Sé paciente. Hay veces que puede demorar algo de tiempo.

Te dejo una lista de artículos relacionados con el tema que quizás puedan ayudarte a profundizar:

Puedes enviarme tus comentarios con tus dudas sobre el ejercicio o tu experiencia con el mismo. ¡Estaré encantado de atenderlos!

2 comments

    1. Seguro que la tendrás. El simple de hecho de pensar en hacerla es un pensamiento nuevo. Así que ya tienes uno.

      Gracias por leer el blog María.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!