¿Dónde está el tope de tu evolución?

¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 1,5 minutos

¿Te has parado a pensar alguna vez qué pasaría si llegases al tope de tu evolución? ¿Qué querrías conseguir?

Piénsalo. Tranquilamente. Aplícalo al aspecto que quieras de tu vida.

Imagínate: Has llegado al tope. Es decir, no se puede ir más allá. ¿Qué harías?

Es difícil de responder, ¿no? Pues espérate que ahora vamos a darle una vuelta de tuerca más… ¿Qué sentido tendría para ti todo lo que hicieses a partir de ese momento en el que has alcanzado el tope de tu evolución?

Te pasas la vida pensando en llegar al tope, a lo máximo. ¿Para qué? ¿Qué es lo que harías después de llegar?

El tope de la EvoluciónProbablemente, esto no te lo hayas planteado nunca. El simple hecho de tomar en cuenta esta pregunta obliga a tu mente a crear nuevas conexiones neuronales. La obligas a ampliar sus posibilidades.

Mucha gente me dice que quiere crecer, pero quieren hacerlo con las mismas conexiones neuronales con las que sólo han conseguido estar estancados. Eso, sencillamente, no es posible. Se necesitan nuevas conexiones neuronales. Pura lógica. Si con las herramientas que tengo, no obtengo resultados, entonces necesito herramientas nuevas.

Hazte a la idea de que una nueva conexión neuronal es una nueva posibilidad de vivir un escenario que nunca has experimentado. 10 nuevas conexiones neuronales son 10 nuevas posibilidades de vivir cosas que nunca has vivido. 10 nuevas bifurcaciones posibles en el camino de tu vida. Bifurcaciones que son aplicables a cosas tan sencillas como tomar el café con sacarina o no. Hoy sólo ves 2 opciones: con o sin. A lo mejor, mañana podrías ver 3…

Cuantas más conexiones nuevas tengas, más posibilidades habrá de que afecten a cosas trascendentes de tu vida. Donde hoy sólo ves un “es imposible”, mañana verás una forma de sortear el obstáculo.

Someter a la mente a situaciones desconocidas nos hace crecer. Nos obliga a crear nuevas conexiones neuronales. Entiendo por crecer el crear una mejor versión de nosotros mismos que, normalmente, es una nueva versión de nosotros mismos. Es por eso que cuando alguien está pasando una mala racha se le recomienda que haga cosas nuevas.

La pregunta de más arriba es un koán. Un koán es una herramienta utilizada para romper los muros de contención que crea la mente para protegerse de lo nuevo. Si te interesa seguir profundizando en lo que es un koan, haz click aquí. Ten en cuenta que la decisión que tomes al respecto de hacer click o no sobre ese enlace será un claro indicativo de tus ganas de crecer. Detrás de ese enlace, para ti hay algo nuevo que puede romper algunas de tus barreras. Si haces click, estás dispuesto a romperlas y, tarde o temprano, serás una nueva persona. Si no haces click es que quieres seguir igual. Entonces, mi pregunta es: ¿qué haces leyendo este blog?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!