El empleo adecuado

¡Compártelo con el Mundo!

Hace unas semanas me pregunté: ¿Qué es para mi el trabajo adecuado? Automáticamente la respuesta fue: un trabajo de oficina bien pagado. Típico, sí. Pero algo no me cuadraba, porque no me sentía plenamente identificado con la respuesta, aunque hubiese salido de mi cabeza. Así que decidí preguntármelo todos los días durante 2 ó 3 semanas para ahondar un poco en esa incongruencia interna.

Tras varios días anclado en la misma respuesta, me di cuenta de que me sentía más cómodo sustituyendo la palabra “trabajo” por “empleo”. “Trabajo” me suena a algo que supone esfuerzo y “empleo” es algo en lo que inviertes tu tiempo (Ni hablemos de a que me suena la palabra “curro”. Cuando te dan una “curra” es que te han dado una buena paliza…).

Ese simple cambio abrió muchísimo mi mente. Me sentía más cómodo con esa pregunta y empecé a ver posibilidades en opciones que antes sencillamente veía como obstáculos que me alejaban de lo que quería erróneamente: “trabajo de oficina bien pagado”.

Llegué a la claridad de que, para mi, el empleo adecuado es aquella situación en la que he atraído una persona o grupo a mi vida porque tengo una capacidad que es útil para lo que en ese momento necesita.

A nivel neuronal, cuando yo pienso en “quiero un trabajo adecuado”, en realidad estoy pensando en un trabajo de oficina bien remunerado”. Es decir, algo así:

Por la famosa Ley de la Atracción, sólo atraeré eso: un trabajo de oficina bien pagado, no dejando lugar a todas las otras posibilidades que son buenas para mi.

La secuencia de pensamiento correcta en mi caso sería:

Cuando pienso “trabajo adecuado”(algo que para mi tiene un sentido poco positivo), paso a pensar algo que para mi es mucho más positivo “empleo adecuado”. Y el empleo adecuado, para mi, es aquella situación en la que he atraído una persona o grupo a mi vida porque tengo una capacidad que es útil para lo que en ese momento necesita.

¿Qué atraeré ahora cuando piense en el trabajo adecuado para mi?

Y lo que es más importante, ¿qué no atraeré?

Puede ser que atraiga un trabajo de oficina, pero cumplirá con las características que yo he fijado para el empleo adecuado: aquella situación en la que he atraído una persona o grupo a mi vida porque tengo una capacidad que es útil para lo que en ese momento necesita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!