Eres aquello de lo que te nutres

¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 3 minutos

En España hay un dicho que dice: “según come el mulo, así caga el culo“. Este artículo habla de eso, aunque te prometo que con un poco más de glamour.

Eres aquello de lo que te alimentas. Y no me refiero sólo a la comida. Hablo de personas, de situaciones, de lugares, de libros, de películas… y, por supuesto, también de alimentos. Todo ello deja una Energía en ti, una huella, un poso. Y esa Energía que queda, para bien o para mal,  es la que te caracteriza.

Si te nutres de Energías desagradables, tu Energía será desagradable. Si, por el contrario, te nutres de Energías agradables, tu Energía será agradable.

No quiero entrar mucho en detalle del proceso por el que esto es así, pero voy a dar unas pinceladas básicas, ya que creo que es necesario. Te pido disculpas de antemano, porque quizás no es lo que esperas leer en este artículo. Pero confía en mi: Es importante. Te ayudará a entender esa parte que sí que esperas.

El Porqué

Imagina el microscopio más potente del mundo. Es gigante. Más grande que la habitación en la que estás. Tiene la capacidad de aumentar las cosas al máximo posible. Hasta el límite. Llega un punto en el que no se puede seguir ampliando. No porque el microscopio no dé para más, si no porque has llegado hasta la parte más pequeña de lo que estás observando.

Si mirásemos en ese microscopio nuestras células, con los aumentos al máximo posible, veríamos que no hay nada. Sí, eso es. Nada. Nada de nada. O sea, nada. Nothing. Aire. Como el que respiras, pero sin partículas y con una peculiaridad: tiene un campo electromagnético “nadando” a través de él.

Cada una de nuestras células tiene un campo con una frecuencia. O mejor, llamémoslo una Energía característica. Una célula, una Energía de una frecuencia concreta.

Te explico que quiere decir esto: cuando escuchas sonidos, los hay más agudos o más graves. Nuestro oído tiene la capacidad de escuchar un rango de sonidos. Que no escuchemos algo no quiere decir que no esté sonando. Intenta imaginar que cada célula emite un sonido característico, pero que no puedes oír. Ese sonido es imposible que sea idéntico al de otra célula. Cada célula tiene el suyo propio. Inimitable.

Ahora imagina 10 células diferentes, cada una con su Energía. ¿Cómo crees que es la Energía de ese conjunto de 10 células? Es la suma de la Energía de las 10 células. Júntalas todas en una coctelera, agítala bien y… ¡voilá! Ahí tienes el resultado.

Ahora imagina 500 millones de células células. Todas ellas juntas componen un órgano. La Energía del órgano será la suma de las Energías de todas y cada una de las células que lo componen. Por eso, cuando sientes tu corazón, lo sientes como lo sientes.

¿Y qué pasa contigo? ¿Cuántas células te componen? Tranquilo, me he informado: Entre 5.000 millones y 200 billones. Eres el resultado de la suma de la Energía de todas tus células. “Suenas” como la suma del sonido de todas tus células. Todas a la vez sonando. Así es tu sonido.

Todas tus células intercambian Energía. Hablan entre ellas expresando sus sonidos inaudibles. Cuando eso pasa, está todo bien. Pero hay veces que ese diálogo no se produce porque hay un pequeño muro entre una célula y otra. Se dice que tenemos un bloqueo Energético. La Energía no fluye. Cuando hay un bloqueo Energético, dejamos de ser nosotros mismos. Así de crudo.

energia cuerpo humano

El bloqueo se produce cuando, en nuestro organismo, entra una Energía que no es afín a nosotros. O sea, cuando alteras el sonido original de tu organismo. Para que lo entiendas, es como si a alguien que canta ópera, le pones a cantar heavy metal. No es su lenguaje musical.

Si tus células cantan ópera y les pones a cantar heavy metal, se van a bloquear. No es lo suyo y no se van a sentir bien.

Cuando se produce un bloqueo en algún punto del organismo, se altera el flujo de todo el cuerpo. Y dejamos de ser nosotros mismos. Las cosas empiezan a no ir bien. Dejamos de sentir que El Universo nos está ayudando y empezamos a pensar que somos unos desgraciados.

A partir de ese mismo momento, estamos dejando de cantar ópera para cantar Heavy Metal, que no es lo nuestro.

Ahora que sabes esto, ya podemos seguir…

Si te nutres de cosas que no son afines a ti, estás obstruyendo de alguna manera tu flujo de Energía. En ese caso, seguro que no te vas a sentir bien.

Todo lo que pasa por nuestra vida deja su impronta en nosotros, en forma de Energía. Una mala noticia leída en el periódico carga nuestra Energía con una componente negativa. Una persona con la que discutimos nos carga de Energía negativa. Pasa lo mismo con alimento en mal estado, o con una película de miedo o con un lugar poco agradable. En todos estos casos, tus células no pueden hablar bien entre ellas.

Es muy importante que te alimentes de cosas que te hagan sentir bien y que elimines de tu vida todo aquello que te haga sentir mal. Si lo mantienes, seguirá dejando un poso en ti. Y eso te traerá más de lo mismo.

Tatúate esto en algún lugar muy visible de tu cuerpo: Si cambia tu Energía, tu entorno cambia. Si sigues nutriéndote de lo mismo de siempre, seguirás viviendo lo mismo de siempre. Mismas acciones generan los mismos resultados.

Lo que te interesa: Las 4 preguntas

1. Sobre los que te rodean ¿Qué Energía crees que dejan en ti las personas de las que te rodeas? Dicen que somos el resultado de las 5 personas con las que más nos relacionamos. ¿Te relacionas con personas que admiras? ¿O te relacionas con “lo que hay”? Ojo con esto, que no es para obviarlo.

2. Sobre tu trabajo. El lugar donde trabajas ¿qué Energía deja en ti al final del día? ¿Buen humor? ¿Enfado? Sea como sea, obsérvalo bien, porque 8 horas de mala energía cada día tienen un efecto devastador sobre el cuerpo. Ten en cuenta que esa Energía, con la que te “cargas” en el trabajo, es la que vas a llevar a tu casa y es la que le vas a “lanzar” a tu familia.

3. Sobre tu Energía. En general, ¿qué tipo de Energía tienes?  ¿Buena? ¿Mejorable? ¿De dónde la tomas?

4. Sobre lo que das a los demás. ¿Qué influencia ejerces sobre la Energía de los que te rodean?

Sé responsable de la Energía con la que te alimentas. Tu vida será mejor. Y también la de los de tu alrededor. Te lo aseguro.

Un abrazo y hasta la semana que viene

14 comments

  1. Boby me ha encantado este artículo. Totalmente cierto lo que expones. Es muy importante saber rodearse de personas que te aporten energía positiva, buen humor … Besos milesssss.

    1. Siempre me acuerdo de cuando dejasteis de trabajar con mi madre. Lo pasó fatal porque sentía que le faltaba algo. Y era esa Energía positiva que le aportabais. Besos para ti también Manoli y gracias por el comentario

  2. Mi abuela siempre decía que es importante rodearse de gente más inteligente que nosotros porque, aunque pierdas, ganas. Si te juntas con gente más tonta, aunque ganes, pierdes. Creo que algo similar pasa con la energía. Si te juntas con gente alegre, que quiere ser mejor día a día, al final tú también serás mejor y estarás más feliz. Pero si te juntas con gente que no para de quejarse sin hacer nada para cambiar la situación ni mejorar, tampoco tú podrás mejorar.
    Me ha gustado el artículo.

    1. Rocío,

      Me ha encantado tu comentario. Con tu permiso voy a compartirlo en mi Facebook.
      He leído tu blog y me ha gustado mucho. Seguimos en contacto.

      Un beso

  3. Me ha parecido super interesante este articulo, hace tiempo que me cuestionaba esto, pero la ultimas preguntas que lanzas al aire no creo ser capaz de ser critica conmigo misma. Algun consejo? Pd: me ha gustado mucho como has enfocado el tema, besos.

    1. Hola Belén,

      Gracias por tu comentario y por haber leído el artículo.

      Conocí a una persona que me dijo que, para poder crecer, era fundamental ser despiadadamente sincero con uno mismo. Ocurre en ocasiones que hay cosas de nosotros mismos que no estamos dispuestos a ver ni, mucho menos, a aceptar. Por eso, todo sigue igual. Porque para nosotros todo está bien y no hay necesidad de cambiarlo.

      Besos!

  4. Me encanto el artículo muy preciso
    ..muy claro los puntos ..como hacer cuando en la familia hay negatividad y los tienes que cruzar a diario ??

    1. Hola Gisela,

      Gracias por tu comentario.

      Cada uno tiene que buscar la mejor manera de convertir un alimento cuyo sabor es desagradable en algo rico. Los demás son como son porque han decidido que esa es la mejor manera de vivir. No van a cambiar porque uno lo pida. Es más fácil adaptarse y convertir lo desagradable en agradable, aunque haya que dejar por el camino algunos pensamientos a los que estamos más que acostumbrados.

      Un fuerte abrazo!

      Un abrazo fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!