Fracasa, fracasa y vuelve a fracasar

¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué diferencia existe entre una persona de éxito y tú?

Por favor, haz una lista con 4 diferencias.

Tranquilo, espero. No tengo prisa.

¿Ya?

No, todavía no la tengo.

Vale, vale. No te preocupes. Espero un poco más.

¿Ya la tienes?

Sí, ya está.-

Está bien, déjame verla.

¡Está vacía, tío!

Es que no he encontrado ninguna…-

Bueno, es lógico… En realidad no las hay. Todos estamos hechos del mismo barro. Triunfador y fracasado no son opuestos. Son diferentes estaciones de un mismo camino. Un camino que algunos recorren hasta el final y otros abandonan en la primera estación de fracaso.

Esos que tenemos por personas de éxito han tropezado en la piedra del fracaso muchas veces. Lo que pasa es que eso no nos lo cuentan.

Frente al Museo del Prado de Madrid, hay una estatua en la que el pintor Francisco de Goya es su protagonista. En la base de la estatua se combinan feas y deformes figuras con las obras maestras del artista. Junto a ellas hay una inscripción que dice: “El Sueño de la razón produce monstruos“. Eso quiere decir que antes de ser capaces de plasmar esa idea que nos mueve, vamos a generar monstruos; es decir, cosas cuyo destino es el cubo de la basura.

Estatua de Goya Museo del Prado_5Estatua de Goya Museo del Prado_6Estatua de Goya Museo del Prado_3

Estatua de Goya Museo del Prado_4

 

Me pregunto cuántos cuadros tuvo que pintar Francisco de Goya hasta ser capaz de crear cuadros como La Maja Desnuda. Muchos. Pero muchos muchos. Si lo llevásemos a porcentajes, yo creo que sólo un 0,5% de su obra es exitosa. El resto, para tirarlo a la basura. Que sólo el 0,5% de su obra sea exitosa quiere decir que para pintar un cuadro digno de ser expuesto en el Museo del Prado, antes tuvo que pintar 200 cuadros que no valían para mucho.

Por eso, si las cosas no te salen, no te preocupes. No es cuestión de que no valgas para ello. Es cuestión de que te quedan muchos fracasos hasta llegar al éxito. Si llevas 150 fracasos, te quedan sólo 50 para llegar a la obra maestra :-)

A lo mejor Goya era un paquete y tuvo que pintar 200 cuadros para que uno fuese una obra maestra. A lo mejor tú necesitas fracasar menos veces y no lo sabes. En cualquier caso, sea como sea, la constancia es el coche que te va a llevar hacia el éxito. 

La Pasión importa. La Fuerza también. Y el Talento, por supuesto. Pero de nada sirven si no eres lo suficientemente constante como para pintar 200 cuadros, escribir 200 textos o enfrentar 200 situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!