Cómo eliminar la frustracion en el trabajo

¡Compártelo con el Mundo!

¿Sientes que la silla de la oficina es incómoda? ¿Parece que el ordenador te atrapa y te roba la Energía y sientes odio hacia él? ¿La mayoría de tus compañeros te caen mal?

Probablemente la silla sea cómoda, tus compañeros sean majos y tu ordenador no es un secuestrador de almas. Lo que ocurre, muy probablemente, es que te sientes frustrado en tu trabajo. Ya sea porque la labor que haces no te gusta o porque te sientes limitado, el hecho es ese: estás frustrado por tu trabajo.

Bueno, lo siento. Me compadezco.

Llegados a este punto, tienes dos opciones:

•    Cambias de trabajo
•    Cambias tú.

Me temo que en este caso no hay opción intermedia. O cambias el estímulo o cambias la forma que tienes de reaccionar ante el estímulo que te hace sentir mal. Seguir como estás no es bueno para ti (y si todavía tienes dudas mira cómo te sientes ahora mismo).

Si en tu caso la primera opción es posible, conviértelo en tu prioridad.

Cuando ponemos en el primer plano de la mente una idea, empezamos a ver más cosas relacionadas con esa idea. Nuestro cerebro recibe muchíiiisima información. Procesa toda esa información pero sólo nos muestra parte. Sólo nos muestra la que sabe que nos interesa. ¿Para qué quiero saber de que color lleva el jersey la mujer de 8 mesas más allá? La información está ahí, pero pongo atención tan sólo en lo que me interesa y el jersey de la rubia, no me interesa. ¿Eso que quiere decir? Que si tu idea principal es cambiar de trabajo empezarás a recibir información relacionada con esa idea: ofertas, capacidades a mejorar, personas que te acercan a tu objetivo, etc.

Lo importante en este punto es convertir esa idea en un hábito para que no requiera esfuerzo mantenerla en la cabeza. Si la idea permanece en la parte principal de tu cerebro, día tras día atraerá cosas que te acercarán a lo que quieres. Si la sacas de tu cabeza, dejará de acercarte cosas útiles para ese fin.

Por ejemplo, imagina que tardas 30 días en conseguur un nuevo trabajo que te gusta.  Llevas 20 días avanzando en el proceso debido a que tu idea es lo más importante para ti, pero todavía no tienes nada. Ese mismo día 20 va bien en la oficina y estás contento. En el coche de camino a casa decides dejar la búsqueda: “al fin y al cabo no estoy tan mal aquí”. El día 21 dejas de tener la idea en el lugar principal de tu mente y no podrás filtrar esa oferta de trabajo que está en el pié de página del periódico, porque la pasarás por alto debido a que tu cerebro ha recibido la orden de dejar de prestar atención a todo aquello que te ayude a cambiar de trabajo.

Si pasa eso, en 2 semanas volverás a leer este texto.

Si no pasa, recomendarás este texto a alguien.

Eso sí, por favor, si coges la primera opción ¡decide cambiar a algo que te guste más! Ya que te mueves, no vayas a lo mismo, ¡que eso no es cambiar!

Pero puede pasar que la primera opción no sea posible por diversas circunstancias. En ese caso, te toca evolucionar. Es decir, tienes que conseguir un nuevo modo de ver las cosas. Este es el camino que más satisfacciones te puede dar.  Para ello necesitas conocerte a ti mismo. Aprender sobre cómo reaccionas ante determinadas situaciones y después averiguar por qué lo haces. Y cuando localices el obstáculo, o lo saltas o lo saltas. Si no lo saltas, todo seguirá igual. Mismas acciones generan los mismos resultados.

Toda evolución requiere hacer el esfuerzo de abandonar lo que no te gusta para ir hacia lo que te gusta un poco más, hacia lo que te hace sentir mejor. Lo mejor y lo peor del asunto es que ese esfuerzo no puede venir de nadie más que de uno mismo. Las ganas de cambiar son la gasolina para que se produzca la evolución. Si las tienes, no te preocupes. Tardarás más, tardarás menos pero al final lo conseguirás.

Te toca echarle huevos…

2 comments

  1. hola soy confesionista y la verdad ya estoy aburrida y quiero hacer algo que ami me gusta en la peluquería canina lo que pasa es que si cambio mi mama y mi hermana no se aguantarían ya que trabajo con ellas dos por fa ayuden para un solución……

    1. Sandiss, en mi opinión no tiene sentido vivir la vida que otro quiere que vivas. Lo que tiene sentido es vivir la que tu quieres vivir.
      Hay soluciones para todo, incluso para el hecho de que tu mama y tu hermana no puedan con todo el trabajo si tu te dedicas a otra cosa.
      Quizás, una posible solución es que paulatinamente vayas dedicando más tiempo a la peluquería canina y menos a trabajar con tu madre y con tu hermana. Hacerlo de golpe será más duro para ellas. De esta forma, en cuestión de meses, estarás dedicándote a tiempo completo a lo que te gusta y la transición para tu madre y tu hermana será más suave.
      En cualquier caso, hace poco escuché una frase que dijo Steve Jobs que me ha hecho reflexionar mucho sobre lo que hacer en mi día a día: “Si tuviese la seguridad de que hoy es el último día de mi Vida, ¿haría lo que tengo programado hacer en el día de hoy?”
      El cambio depende de uno mismo, de nadie más. Sólo llega cuando hacemos cosas diferentes a las que hacemos normalmente.
      Hacer cosas diferentes implica dejar de hacer las que hacemos y, a eso, nuestra mente se resiste. ¡Pero es nuestra mente, no nosotros!
      Un abrazo y mucha fuerza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!