Ha llegado el momento de escribir una nueva historia.

Robert Jahns – NYC Balloons II
¡Compártelo con el Mundo!

Ha llegado el momento de escribir una nueva historia.

Y no lo digo sólo en el sentido literal de la expresión, que también, si no que hablo, más bien, de forma simbólica.

Se acabaron los capítulos de una vida anterior tremendamente satisfactoria.

Es hora de dar un paso adelante y escribir las líneas de una nueva aventura.

Siento que ha llegado el momento. Y lo siento porque mis ojos no brillan como lo hicieron, porque mi alma no vibra en la frecuencia que le corresponde. Ha llegado el momento, porque mi Interior estuvo en silencio y ahora grita con fuerza.

Podría estirar más esta etapa, sí. Seguro que algo traería el río si permanezco siguiendo su curso. Sin embargo, conozco dónde desembocaré si lo hago… Ya anduve una vez durante mucho tiempo por un camino que no me correspondía y me topé contra un muro. Era un callejón sin salida. Y ahora me encuentro de nuevo ante él. O quizás empecé a estarlo hace unos meses. Y yo no quise verlo.

Sea como fuere, lo que importa es que me he dado cuenta de que he de variar mi rumbo. Me entusiasma ser consciente de ello. Me alivia. Me relaja. Me da paz interior. Sí, paz interior. Hacía mucho que no la sentía.

He de virar el barco. Pero, ¿hacia dónde?

La verdad, no lo sé. Pero no importa.

Quién sabe qué caminos recorreré, con quién me encontraré, qué pruebas tendré que superar, qué errores cometeré y que éxitos conseguiré.

Lo que de verdad me importa es que tengo una nueva historia ante mí en la que, una vez más, yo seré el protagonista principal. Nadie más que yo. El resto tendrán papeles más o menos importantes, pero, al fin y al cabo, serán secundarios. ¡Qué fuerza me da eso! Yo, el que elige qué es lo que pasa en esa nueva peli. No hay sensación de mayor poder que esa…

Estoy seguro de que me aguardan emociones que nunca antes he sentido, paisajes que jamás divisé y sueños que no pensé que pudiesen estar dentro de mí.

Y voy hacia todo ello con ilusión, con convencimiento y con la sabiduría de lo aprendido hasta ahora. Ninguna de las lecciones de esta etapa se irá a la basura. Me las llevaré conmigo. Las usaré para mi nueva trayecto. Ni un solo día vivido será en balde, a pesar de que ese camino ya está prácticamente agotado.

Sin embargo, hay algo que sí sacaré de mi mochila para recorrer este nuevo trayecto. Dejaré lo que me ha lastrado durante todo este tiempo: la expectativa de una vida que no me correspondía. Una expectativa que sólo traía una vida llena de codicia, de miedo y de enfados. Ese fue el señuelo que me distrajo y me sacó de mi ruta.

La Magia volverá a formar parte de mi vida. Ese es mi destino. De nuevo, dará brillo a mi Interior, me demostrará que todo es posible y me recordará, esta vez con más fuerza que otras, que la vida sin ella carece de sentido.

Imagen: Robert Jahns – NYC Balloons II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!