Investigar, Investigar e Investigar

¡Compártelo con el Mundo!

Llevo unos cuantos meses con unos ideales y un conocimiento muy potentes en mi cabeza que me han ayudado a ver la Vida de otro modo. Y no sólo a mi, si no a muchos que han estado a mi alrededor a los que he podido transmitírselo en mayor o menor medida.

Pero como pasa con casi todo en la vida, llega un momento en que hay que “airear la habitación” y dejar que entren nuevas energías que den una nueva dimensión a todo lo que has vivido hasta ahora.

El agua, si se queda estancada se pudre. Si llenamos una bañera de agua y la mantenemos sin tirar del tapón durante varias semanas, acabarán apareciendo ranas. Lo mismo pasa con lo que tenemos en nuestra cabeza. Si de vez en cuando no quitamos el tapón de la bañera y abrimos de nuevo el grifo para que vaya entrando agua limpia, nuestra mente poco a poco se irá pudriendo.

“¿Y cómo se hace para que entre agua nueva y para quitar el tapón?” me pregunto.

Lo de quitar el tapón es lo que más difícil me parece, puesto que supone un cambio de actitud. Tenemos que asumir que lo que tenemos no nos vale y eso no siempre es fácil, ya que supone salir a un terreno desconocido, abandonar la seguridad de lo que nos hizo sentir bien. Inconscientemente preferimos seguir pudriéndonos antes que tirar los muebles de nuestra casa, aquellos que nos hicieron sentir tan bien y que tanto nos gustaron (hablo en pasado). Aquí me acuerdo de IKEA y su “Redecora tu vida”. ¡Qué tíos más sabios!

Lo de llenar la bañera con agua nueva, en mi opinión, es más fácil. Ya que es más mecánico. Una buena forma de llenarte de cosas nuevas es investigar, investigar e investigar. La investigación en sí misma implica encontrar algo nuevo.

agua grifo

 ¿Y cómo sacas las ganas de investigar? Quitando el tapón. Es decir, cambiando el chip. Si decides que tus muebles no te valen, es cuando vas a IKEA a mirar otros nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!