La posición de tu sombra

¡Compártelo con el Mundo!

Nuestra sombra está a nuestra vista sólamente cuando tenemos el sol de espaldas. Cuando el sol está de frente, la sombra la tenemos a nuestra espalda y no podemos verla.

El hecho de que el sol esté a nuestra espalda puede parecer que no es favorable, porque nos muestra nuestra sombra. Y ver nuestra sombra no es agradable, en el sentido de ver las partes más oscuras de nuestra personalidad. Pero tener el sol a nuestra espalda alumbra nuestro camino y nos permite ver detalles que no podemos ver cuando está de frente.

Por ejemplo, con un sol bajo que está frente a nosotros, no podemos ver más allá de 50-100m. Sí, es más bonito, pero no vamos un pimiento. Con ese mismo sol a la espalda, podemos ver con nitidez a muchos kilómetros de distancia.

Bien es cierto que ese sol a nuestra espalda nos muestra nuestra sombra y no nos gusta verla. Pero la naturaleza es muy sabia y si nos muestra nuestra sombra a la vez que nos permite ver más lejos será porque es lo mejor. Simplemente, imagínalo al contrario. Un sol de frente con el que no ves nada, pero sí tu sombra.

Una vez más la naturaleza nos otorga una metáfora para aplicarla a nuestra vida: aquellos momentos en que nuestra sombra es más grande y la tenemos justo frente a nosotros, son momentos favorables, porque podemos ver mucho más de lo que veríamos si nuestra sombra se encontrase a nuestra espalda.

La próxima vez que estés viendo tu sombra, tus aspectos más oscuros, piensa que estás en una situación favorable y no desfavorable, como puede parecer a priori. Y no lo digo yo, lo dice el Sol.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!