Lleva tu vida al siguiente nivel

lleva tu vida al siguiente nivel
¡Compártelo con el Mundo!

Porque sí, porque es el momento. Y lo sabes.

Llevas tiempo pensando en dar un paso adelante, en hacer algo por evolucionar, por reinventarte, por mejorarte. De hecho, desde hace unos meses, cuando caminas solo por la calle te dices a ti mismo que ya es momento de hacerlo. También por las mañanas al levantarte. Y cuando tienes algún momento de lucidez a lo largo de la semana. Sea cuando fuere, siempre terminas convenciéndote de que tiene que ser así, de que es momento de pasar de pantalla.

Sin embargo, cuando te das cuenta de que no sabes muy bien cómo hacerlo, te vienes abajo.

Te diré una cosa: eso es lo que menos importa. Pues lo que importa es el deseo de evolucionar. Y tú eso lo tienes. Y en grandes cantidades. Así que ten por seguro que si le das a ese deseo la importancia que merece, lo cuidas igual que a un bonsai y lo alimentas para que crezca, terminará por manifestarse en tu mundo. Es una promesa que yo te hago: si quieres llegar más allá, más tarde o más temprano llegarás, aunque a día de hoy estés un poco perdido y no sepas muy bien a dónde quieres ir.

El deseo lo es todo. Es el precursor de todo lo que vives. Desear lo correcto trae resultados correctos. Desear lo incorrecto trae resultados incorrectos. Tu deseo es sabio y siempre te dice si vas por buen camino o si te estás equivocando.

Tu deseo es tu mejor guía. Te habla de forma muy clara: si vas bien, te sientes bien; si vas mal, te sientes mal. Por eso lo importante es escuchar el mensaje que te da tu Interior. Así sabrás si te estás acercando a tu destino, sea el que sea.

No tengas miedo.

No. No lo tengas, pues hay una vida mejor esperando a ser vivida y tienes que dirigirte hacia ella. Si no lo haces, te vas a arrepentir.

La vida reserva lo mejor para los que van un paso más allá, para los valientes. Los que son como todos los demás y se quedan donde están todos los demás, viven lo mismo que todos los demás.

La Magia no la hallarás mirando a  la vida como lo hace todo el mundo. La Magia la encontrarás mirando de otra forma. Preguntándote lo que otros no se preguntan.

Hace tiempo que El Universo te da señales y cada día tienes más claro que el momento se acerca. Pero ya ha llegado. Lo tienes frente a ti. Tienes que dar un paso, aunque no sepas hacia donde. A veces el paso más importante (y el que define los siguientes) es el de la voluntad. Ese paso en el que decides: “Quiero llevar mi vida al siguiente nivel”.

Pregúntate cosas.

Las preguntas siempre abren nuevas posibilidades.

¡Eso! ¡Eso es lo que necesitas! ¡¡Nuevas posibilidades!! Ya lo sé…

Con nuevas posibilidades tendrás nuevos pensamientos y con nuevos pensamientos crearás nuevos escenarios. Y con nuevos escenarios tendrás nuevas experiencias. Y, ahí, cuando llegues a ese punto, sentirás que estás viviendo otra fase de tu vida.

Busca lo nuevo

Nuevo, esa es la palabra. Lo nuevo.

Lo nuevo no es lo que conoces. Lo nuevo no está en este nivel en el que te encuentras. Está un paso más allá. Está tras esa puerta que no te atreves a abrir. Si te armas de valor  y la atraviesas llegarás a una habitación nueva. Una habitación con nuevos cuadros, con nuevos muebles, con nuevos libros y, sobre todo, con ventanas que tendrán nuevas vistas. ¿Puedes imaginarte cómo serían?

Vamos a lo práctico

Porque, aunque las palabras son muy bonitas, lo que de verdad te sirve para avanzar es ponerte manos a la obra.

Hacer un esfuerzo por responder algunas preguntas de esas a las que automáticamente respondes “no sé”, te ayudará a ir un paso más allá. Te acercará al siguiente nivel. Yo te propongo unas cuantas, pero estoy seguro que tú puedes pensar en algunas mejores.

Tómatelo en serio. Dedica 5 minutos a esto. Piensa en ese salto evolutivo, en esa nueva versión de ti. Sumérgete en él.

Imagina que ya lo has hecho, que ya eres ese “tú” enriquecido, mejorado, evolucionado. Siéntelo durante un rato.

Ahora responde lo siguiente (lo mejor es que lo hagas en un papel):

  • Tras ese salto evolutivo, ¿dónde te encontrarías?
  • ¿Cómo sería ese nuevo escenario?
  • ¿Qué contendría?
  • ¿Quién te acompañaría?
  • ¿Qué harías?
  • ¿Qué sueños habrías cumplido para llegar hasta allí?
  • ¿Qué sueños tendrías en ese momento?
  • ¿De qué tuviste que desprenderte para alcanzar ese punto?

No tengas miedo, ve un paso más allá. Pues ese es el camino de tu evolución. No podrás crecer si no lo haces.

Si te ha gustado esto y crees que puede ser útil para otros, compártelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!