Qué hacer para evolucionar

guia para evolucionar
¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 1 minuto

Nos guste o no, nuestra evolución personal pasa por evolucionar nuestro cerebro. Hablo de evolución en todos los planos; ya se trate de una evolución mental, emocional, física o, inclusive, espiritual. Todo pasa por el cerebro, porque al final es el que nos presenta la información.

Toda evolución que hagamos en la vida vendrá marcada por un desarrollo de nuestro cerebro. Parece muy obvio, pero para desarrollarlo tenemos que hacerle pensar más de lo que lo hace ahora. Como pasa los músculos. No puedes pretender que tus bíceps estén más definidos y con más volumen si no les sometes a más trabajo del que está siendo sometidos en este momento.

Para poder desarrollar el cerebro, necesitamos someternos a situaciones nuevas. Pero no valen situaciones nuevas que vivimos una única vez. Así no se desarrolla nada. Así sólo se estimula. Hablo de situaciones que no son conocidas y que se repiten. Si no se repiten, no volveremos a enfrentarlas y, por lo tanto, no necesitaremos desarrollar ninguna capacidad. Si se repiten y no sabemos cómo manejarlas, por narices, tenemos que esforzarnos por aprender a sentirnos seguros y confiados ante ello.

Así el cerebro crece, evoluciona. Creas nuevas conexiones neuronales, que te permiten acceder a informaciones a las que antes no podías acceder. Básicamente, porque antes no había un camino en tu mente para llegar hasta ellas.

Para mi, la clave de toda evolución es el esfuerzo. Sin esfuerzo, no superas obstáculos – sencillamente porque si no necesitas esfuerzo para sobrepasarlo, es que no es un obstáculo. Es una incomodidad -.

Si sientes que tu vida está tranquila y que estás estable, no estás evolucionando. Las cosas no te suponen esfuerzo y, por tanto, tu cerebro no está haciendo nada por acceder a nueva información, en la forma que sea.

Si quieres crecer, tienes que enfrentarte a situaciones nuevas y esforzarte por aprender a manejarlas.

Si haces eso, te aseguro que vas a crecer. Y te aseguro que te sentirás mejor. Si no es así, puedes pasar por caja para que la señorita te devuelva tu dinero.

Los cursos que imparto tienen como fundamento el que el alumno que participa se enfrente a situaciones nuevas de manera repetida. El resultado, si se llega hasta el final, es una evolución y un mayor sentimiento de bienestar.

Por todo lo expresado aquí, soy un buscador empedernido de retos. Lo mio son los retos internos, pero cada uno tendrá sus favoritos.

Ya lo decía Einstein… “Lo importante es no dejar de preguntarse

Por favor, no dejes de querer crecer (NDDQC).

2 comments

  1. Hola Bobby! Me encanta este post! Para mi lo fundamental es crecer uno, interiormente. No puedo entender la gente que va por la vida viviendo como nos imponen y no cómo uno quiere realmente.
    Yo aun no sé a donde, ni cómo conducir la mia pero quiero que sea diferente… Hay más por descubrir.
    A ti darte las gracias por tus post. Me alegra saber que hay gente a la que aun le interesa hacernos DESPERTAR!

    1. Hola Noe,

      Te agradezco tus palabras. Dan muy buena energía.

      Yo creo que tarde o temprano acabarás viviendo la vida que quieres vivir. Las “ganas” son el combustible que alimenta el motor del cambio.

      En cuanto a la gente que no quiere crecer, creo que no lo hacen porque no han visto lo que pueden ser. Hay diferentes grados de consciencia. Y uno no puede ver más allá del inmediatamente superior. Míralo como en una escalera. Ves lo de tu peldaño, lo del de abajo y lo del de arriba, pero no puedes ver lo de los escalones superiores, que suele ser maravilloso.

      En determinados grados de consciencia, el escalón superior no incluye el crecimiento personal.

      Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!