Tus principios pueden ayudarte a ser mejor persona

¡Compártelo con el Mundo!

Tiempo de lectura: 2 minutos

Mucha gente quiere ser mejor persona, pero día tras día se ven incapaces de serlo. La razón fundamental es que tienen unos principios de mierda, con perdón de la expresión.

Cada día, la sociedad en la que vivimos está más inmersa en energías bajas, que alteran, sin que nos demos cuenta, nuestra forma de ser. Mucha gente me dice: “Bobby, yo es que antes no era así…“. Claro que no, no eras así, calamar. La sociedad te ha influido negativamente. Pobrecito.

Pero da la casualidad de que tú no has hecho nada por remediarlo. Cuando has visto que algo estaba mal, has mirado para otro lado y te has quedado callado. A partir de ese momento has cambiado.

Cuando sabías que estabas haciendo algo que no estaba bien, has callado a tu Interior con un argumento del tipo: “por una vez… no pasa nada“. Pero sí que pasa. Resulta que mañana te dirás: “ya lo hice una vez y no pasó nada“. Entonces volverás hacerlo. A partir de ese momento habrás cambiado.

A pesar de que sentías que ese lugar no era para ti, decidiste mantenerte en él. A partir de ese momento cambiaste.

Cuando viste claro que esas amistades te influían negativamente porque sólo hablaban de cosas que no te hacían sentir bien y hacían cosas con las que no te sentías identificado, decidiste mantenerlas en tu vida. A partir de ese momento cambiaste.

Cuando viste a alguien en una situación difícil y pensaste: “algo habrá hecho…“, te volviste un poco más como eres ahora. Sí, exactamente así como decías que no te gusta ser.

Cuando decidiste cerrar tu corazón porque te hicieron daño, cerraste las puertas al mundo exterior. ¿Y te me quejas de que ahora la gente no quiere pasar tiempo contigo?

Nada de esto hubiera pasado si tuvieses unos principios o valores claros y sólidos. Ahora, lo que ha pasado, es que te has cogido los principios de otro. Y por eso no te sientes bien.

Los principios son como muros de contención para protegerte ante las energías bajas de la sociedad en la que vives. Cada día que fallas a tus principios estás siendo un poco más como no te gusta ser.

Es una putada, pero día que flaqueas, día que has perdido terreno.

Nuestros principios conforman nuestra personalidad. Y nuestra personalidad influye de manera determinante en cómo se manifiesta nuestra Esencia en el mundo. Puedes tener una personalidad rígida que dificulte enormemente que tu Esencia se manifieste. O puedes tener una personalidad que haga que tu Esencia se haga presente en cada momento.

Búscate unos principios o valores sólidos, acordes a ti. Tenlos claros y defiéndelos a capa y espada. Son la barrera para proteger esa maravillosa persona que llevas dentro. Si la barrera flaquea, puede entrar mucha agua y ahogar tu flor.

2 comments

  1. No puedo estar más de acuerdo con este post. Vivimos en una sociedad de corderillos que siguen la misma senda todos los días, nos quieren dar a todos los mismos valores (mejor dicho no tenerlos), y cuando una ovejilla quiere elegir su propio camino o se le dicta cual debe seguir.
    Yo estoy en una etapa de cambios en mi vida. Me he dado cuenta de que no hice nada de lo que tenía pensado tiempo atrás y que me parecía que debía hacer. Me he rodeado de personas sin valores, que a veces hablan por hablar pero que realmente ni piensan lo que dicen, gente llena de prejuicios y muy pendientes de lo que diga la sociedad. Me estuve adaptando a una vida insípida inspirada en lo que se supone que estará bien para el dia de mañana. Pero me cansé. Quiero recuperar esa esencia de la que hablas en este post. Quiero encontrarme y hacer cosas que realmente me inspiren algo, que me llenen. Incluso distanciarme algo de la gente que conozco y piensa que estoy teniendo una forma de pensar un poco egoísta y que esta etapa se me pasara. No se me pasará, lo sé. Cuando hay una necesidad de volver a encontrarse con uno mismo no debe haber freno, o yo no quiero usarlo. Se puede ser uno mismo. No hace falta ser como los demás.
    Gracias por tus post! A mi me llegan en el momento perfecto.

    1. Creo que esas ganas que tienes de cambiar son un billete hacia una nueva vida. Ahora bien, las ganas no cambian las cosas. Para moldear una figura de barro hay que trabajar sobre ella. No es suficiente con imaginarte como te gustaría que fuese (aunque es necesario).
      Otro elemento importante es la Paciencia. Te recuerdo lo que le ocurrió a mi bonsái.
      En cualquier caso, estás en el camino adecuado. Cada día que pasa estás más cerca de ser quien quieres ser.
      Un beso fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veces compartido

¿Quieres recibir de mis artículos en tu email?

¡Seguro que te resulta más cómodo!

¡Suscríbete a este blog!